Tipos de aplicaciones móviles para tu empresa

En los últimos años más empresas se unen al creciente mercado de aplicaciones móviles, por su gran cantidad de ventajas que estas le ofrecen. Son muchas las empresas que no quieren dejar pasar la oportunidad de unirse a este negocio y crear una aplicación que dé respuesta a sus necesidades. Sin embargo, la mayoría desconocen qué tipos de aplicaciones móviles existen y cuál es la mejor para ellos.

 

Sin duda que para una empresa desarrollar aplicaciones móviles es una apuesta por la innovación y las nuevas tecnologías es una opción que ayudará aumentar la productividad, además de conseguir que sus empleados sean más efectivos, centralizar las comunicaciones o gestionar las ventas de forma más eficiente. De igual manera, elevarán la percepción de la marca frente a clientes y proveedores. Será una empresa innovadora y que apuesta por las nuevas tecnologías.

 

3 tipos de aplicaciones móviles (nativa, web app, web app nativa)

 

Una aplicación móvil nativa es la que se desarrolla de forma específica para un determinado  sistema operativo, llamado Software Development Kit o SDK. Cada una de las plataformas, Adroid, iOS o Windows Phone, tienen un sistema diferente, por lo que si quieres que tu app esté disponible en todas las plataformas se deberán de crear varias aplicaciones con el lenguaje del sistema operativo seleccionado.

 

Por ejemplo:

 

Las apps para iOS se desarrollan con lenguaje Objective-C

Las apps para Android se desarrollan con lenguaje Java

Las apps en Windows Phone se desarrollan en .Net

 

Cuando hablamos de desarrollo de una aplicación móvil casi siempre nos estamos refiriendo a aplicaciones nativas. La principal ventaja con respecto a los otros dos tipos, es la posibilidad de acceder a todas las características del hardware del móvil: cámara, GPS, agenda, dispositivos de almacenamiento y otras muchas. Esto hace que la experiencia del usuario sea mucho más positiva que con otro tipo de aplicaciones. Además las aplicaciones nativas no necesitan conexión a internet para que funcionen.

 

La descarga e instalación de estas aplicaciones móviles se realiza siempre a través de las tiendas de aplicaciones (app store de los fabricantes). Esto facilita el proceso de marketing y promoción que explicaremos en próximos posts y que es vital para dar visibilidad a una aplicación.

 

Está claro que si el coste no es un obstáculo en tu empresa, o tienes la certeza de que tu aplicación móvil será rentable, la mejor opción será siempre el desarrollo de una aplicación nativa para cada plataforma (iOS, Android y Windows Phone). Si tu presupuesto es limitado, las aplicaciones web tienen también grandes ventajas para tu negocio.

 

Aplicación web

 

Una aplicación web o webapp es la desarrollada con lenguajes muy conocidos por los programadores, como es el HTML, Javascript y CSS. La principal ventaja con respecto a la aplicación móvil nativa es la posibilidad de programar independiente del sistema operativo en el que se usará la aplicación. De esta forma se pueden ejecutar en diferentes dispositivos sin tener que crear varias aplicaciones.

 

Las aplicaciones web se ejecutan dentro del propio navegador web del dispositivo a través de una URL. Por ejemplo en Safari, si se trata de la plataforma iOS. El contenido se adapta a la pantalla adquiriendo un aspecto de navegación APP.

 

¿Puede considerarse esto una aplicación móvil? En realidad la gran diferencia con una aplicación nativa (además de los inconvenientes que se muestran en la tabla) es que no necesita instalación por lo que no pueden estar visibles en app store y la promoción y comercialización debe realizarse de forma independiente. De todas formas se puede crear un acceso directo que sería como “instalar” la aplicación en el dispositivo.

 

Web app nativa

 

Una aplicación híbrida es una combinación de las dos anteriores, se podría decir que recoge lo mejor de cada una de ellas. Las aplicaciones híbridas se desarrollan con lenguajes propios de las webabpp, es decir, HTML, Javascript y CSS por lo que permite su uso en diferentes plataformas, pero también dan la posibilidad de acceder a gran parte de las características del hardware del dispositivo. La principal ventaja es que a pesar de estar desarrollada con HTML, Java o CSS, es posible agrupar los códigos y distribuirla en app store.

 

Incorporar aplicaciones móviles a las empresas

 

Especialmente para negocios proveedores puede ser interesante la creación de aplicaciones móviles del tipo catálogo. Las empresas de retail han sabido adoptar este tipo de táctica a la perfección. Pero es aplicable a muchos otros tipos de empresas. Desde el sector alimentario hasta el científico. Por ejemplo una aplicación que nos permita pedirle a nuestro proveedor los productos que se nos van acabando. Agilizará los procesos y generará ventas de forma más rápida.

 

Otra buena forma de mejorar la productividad puede ser hacer una aplicación móvil de comunicación interna. Es decir, crear una aplicación para organizar la empresa. Especialmente las grandes empresas no pueden gestionarse tan efectivamente como una pequeña.

 

Una aplicación móvil para empresas muy útil puede ser una enfocada a comerciales. Son los que se encargan de buscar clientes y nuevas vías de negocio. Por eso un soporte audiovisual como el de una app puede ser clave. Especialmente vendedores puerta a puerta, visitadores médicos, o comerciales en eventos o ferias. Las posibilidades son infinitas. Y además cabe perfectamente en un smartphone o una Tablet. Sin necesidad de ir con documentos en papel o un portátil.

 

En general, el uso típico de las aplicaciones móviles dentro de la empresa suele ser el seguimiento de soluciones, tiempos, entregas o control de inventario. En general para resolver un problema dentro de la empresa que sea fácil de digitalizar. Y casi siempre que se pueda realizar con una aplicación muy básica.

 

En conclusión, las aplicaciones móviles permiten crear y mantener una relación con el cliente. Es la mejor herramienta de fidelización, creando una valiosa interacción que posiciona a la marca y ofrece, al mismo tiempo, una imagen de innovación. Permite realizar ofertas especiales a los clientes, obtener su opinión, facilitar su compra tanto online como física y motivar su recomendación a otros potenciales clientes en redes sociales como Facebook y Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies