Desarrollo de aplicaciones – El desarrollo de aplicaciones multiplataforma y claves para su éxito

A finales del  año 2013, en la tienda de aplicaciones de Apple, la App Store, se encontraban disponibles más de un millón de aplicaciones, unas 475.000 para el ipad. Se efectuaron más de 60.000 millones de descargas que supusieron más de 13.000 millones de beneficios para los desarrolladores. Si nos fijamos en Google Play, los datos no se quedan demasiado atrás, ya que en el mismo año se podían encontrar más de  800.000 títulos disponibles para el sistema Android.

Son datos que hablan por sí solos de la extraordinaria competencia que hay hoy en día en el sector de las aplicaciones. Esto significa que para lograr el éxito con un app no basta con que sea buena, es necesario dar un salto cualitativo hacia la excelencia. Aquí las claves para lograrlo.

Las ventajas de las aplicaciones multiplataforma

La principal ventaja de las aplicaciones multiplataforma es que funcionan en los principales sistemas operativos de los smartphones y tablets, eliminando la necesidad de crear una versión distinta para cada dispositivo: Apple, Android, Blackberry,etc.

Basándose en los conceptos de polivalencia y versatilidad, las aplicaciones multiplataforma tienen una serie de ventajas frente a las específicas de cada sistema operativo, conocidas como APPs nativas, y también sobre las Web APP, a las que se accede a través de un navegador. Estos son los principales puntos a favor de las aplicaciones multiplataforma:

  • Gran ahorro de tiempo y costes económicos.
  • Posibilidad de desarrollar aplicaciones con la misma calidad y prestaciones que las nativas.
  • Acceso directo descargando la aplicación, por lo que no es necesario el uso de un navegador.
  • Máxima integración con el hardware y el software específicos de cada dispositivo.

Claves principales para el desarrollo de aplicaciones multiplataforma

Elegir la plataforma adecuada. Para empezar a crear aplicaciones válidas para cualquier sistema móvil (iOs, Android, Blackberry…) sin tener que crear versiones diferentes, es necesario utilizar alguna plataforma o programa específico para el desarrollo de aplicaciones multiplataforma.

Actualmente existen varias opciones, pero es fundamental elegir la plataforma que más se amolde a nuestros conocimientos previos, objetivos y actitudes. Lo ideal es que la plataforma escogida tenga una interfaz clara e intuitiva, que permita desarrollar aplicaciones sin necesidad de ser un experto programador, pero que, al mismo tiempo, sea muy completa y en constante desarrollo. De lo contrario, no será posible crear aplicaciones que se adapten a las altas expectativas de los usuarios en cuanto a calidad, diseño y funciones.

Formarse adecuadamente

Para crear buenas aplicaciones es preciso poseer conocimientos adecuados en varias áreas. Con las nuevas plataformas no es necesario ser un experto programador, lo cual no significa que no deban dominarse aspectos como el diseño, el funcionamiento de los distintos módulos para añadir funciones adicionales o las técnicas de integración e interactuación con otras  aplicaciones o con el propio hardware del teléfono o tablet.

Buscar la máxima interconexión con el dispositivo

Una de las funcionalidades más potentes y mejor valoradas por los usuarios de las aplicaciones nativas es la posibilidad de interactuar tanto con el software del dispositivo (por ejemplo con Facebook, Twitter y otras redes sociales o programas), como también con ciertos componentes del hardware, como el micro, la cámara o el GPS.

Aplicar los últimos avances tecnológicos

El futuro de Internet y de otros ámbitos, como el marketing o la publicidad, es móvil. Se calcula que el porcentaje de penetración de la navegación a través de móviles inteligentes y tablets en los países desarrollados, entre ellos España, es de un 50%, alcanzado el 70% en ciertos sectores.

Pero hay que tener en cuenta que la navegación móvil ha creado un nuevo perfil de usuario, con unas expectativas y necesidades caracterizadas por una alta exigencia y por la demanda de nuevas funcionalidades, muy avanzada tecnológicamente y totalmente conectadas con los dispositivos, como por ejemplo la geolocalización o la realidad aumentada.

Contar con servicios en la nube

En la actualidad, para que una aplicación pueda considerarse completa y de calidad tiene que estar interconectada con bases de datos externas con gran cantidad de datos como: contactos, fotos, vídeos, etc. Por lo tanto, es fundamental que la plataforma que se use para su desarrollo ofrezca completas y eficaces servicios adicionales en la nube, donde poder almacenar y gestionar adecuadamente todo tipo de contenidos en cualquier formato.

No conformarse con una aplicación aceptable, buscar siempre la excelencia

La competencia en el sector de las aplicaciones es cada vez mayor. Las distintas tiendas de aplicaciones, como la App Store de Apple o el Google Play de los dispositivos Android van aumentado su oferta a pasos agigantados con productos de todo tipo, desde juegos a programas para mantenerse en forma o para mejorar la productividad en el trabajo.

La oferta es espectacular, por lo tanto, para lograr que una aplicación destaque, se convierta en un éxito de audiencia y tenga muchas descargas, es necesario conseguir el nivel máximo de calidad y cuidar todos los detalles. Desde el diseño a las funciones, pasando por la capacidad, la usabilidad o el rendimiento. También hay que manejar adecuadamente una serie de cuestiones técnicas y legales como: un correcto posicionamiento (SEO), una buena velocidad de carga o un consumo optimizado de la batería, así como garantizar la seguridad de los datos de los usuarios.

Siguiendo estas claves, se aumenta enormemente las posibilidades de crear y desarrollar aplicaciones multiplataformas de calidad,  invirtiendo para ello un tiempo y esfuerzo razonables que permitan el Retorno de la Inversión (ROI). No obstante, para intentar asegurar un éxito mayor es conveniente añadir un factor adicional: aportar un plus de originalidad a nuestro producto, ya sea un diseño llamativo, una nueva funcionalidad, la aportación de una característica impactante o una prestación novedosa.

 

Una aplicación o APP es un programa informático enfocado y diseñado para su utilización en dispositivos móviles. Las aplicaciones siempre se han caracterizado por tener una calidad superior a las webs tradicionales en diseño, capacidad, rendimiento y funcionalidades. Las aplicaciones multiplataforma tienen, además, una gran ventaja añadida: se pueden utilizar en cualquier smartphone o tablet, independientemente de cuál sea su sistema operativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies