Desarrollo de aplicaciones – Ventajas y beneficios de las aplicaciones web y de escritorio

En la actualidad, el desarrollo de aplicaciones y la implementación de sistemas web a medida se han convertido en la base tecnológica de las empresas modernas. Desarrollar este tipo de plataformas digitales es invertir en eficiencia, ya que los beneficios que pueden brindar mejoran no solo los procesos sino los alcances funcionales y comerciales de la marca.

 

El desarrollo de aplicaciones web para Internet presenta una serie de ventajas y beneficios con respecto al software de escritorio, con lo cual se logra aprovechar y acoplar los recursos de una empresa de una forma mucho más práctica que el software tradicional.

 

Las empresas se apoyan cada vez más en adoptar un sistema que automatice sus procesos y mejore el tratamiento de sus productos, por lo que el desarrollo de aplicaciones web o de escritorio está dejando de ser una alternativa para pasar a ser un requerimiento casi esencial. Las empresas están adaptándose continua y rápidamente a los cambios que se presentan en el entorno por causa de la alta competencia y la dinámica cambiante del mercado, y el desafío que estas plataformas plantea es enorme para aquellas firmas dispuestas a aprovecharlas.

 

Herramientas que te permiten simplificar tareas y procesos

 

En este contexto cada vez más dinámico, globalizado e interconectado, es importante que cuentes con herramientas que te permitan simplificar tareas y procesos, y comunicarte de una manera más directa y ágil con tus colaboradores, aliados y clientes. De hecho, en lo que al desarrollo de sistemas de administración de negocios refiere, una de sus grandes ventajas es que sustituye procedimientos manuales que consumen muchísimo tiempo y energía del equipo de trabajo.

 

Por ejemplo, al llevar adelante el desarrollo de aplicaciones web con registro de clientes, puedes llevar una relación bien detallada de las compras, pagos pendientes, facturación, e incluso información sobre el tipo de productos que consume y cuáles podrían interesarle por ser complementarios o adicionales. Sin duda, este tipo de datos es muy valioso para tener un conocimiento bien exhaustivo de tus consumidores y planificar qué otras acciones u opciones es posible brindarles según sus gustos, hábitos de consumo y necesidades.

 

 

Generalmente, las empresas ya cuentan con el desarrollo de aplicaciones de escritorio, como puede ser un sistema de gestión, por lo que sus beneficios al pasarse a la web son enormes: ya no necesitan instaladores, no están sujetos a las actualización periódicas, solo requieren una computadora que abra un browser para trabajar desde cualquier parte del mundo y estimulan la colaboración productiva.

 

Con la reducción de estos procesos que manualmente llevarían el triple de tiempo, es posible dedicar más tiempo a otras actividades dentro de tu empresa, así como también destinar recursos para comercializar diferentes productos o servicios, y con ello, ¡alcanzar nuevos mercados y clientes! Para dar este gran paso, veamos cuáles son las diferencias específicas que hacen notorios a estos desarrollos web o de escritorio y cuáles son algunas de sus utilidades más destacadas.

 

¿Qué es una aplicación web y de escritorio?

 

Para recordar rápidamente una aplicación de escritorio es el Word o el Excel, un programa que se instala en el ordenador. Una aplicación web es Google docs, que permiten hacer muchas cosas que puedes hacer con el Word o Excel, pero con un programa que está en los servidores de Google y puedes manejar desde donde quieras.

 

Ventajas de las aplicaciones web

 

Estás son cinco que creo que son importantes para decantarse por este tipo de tecnología, pero sin duda hay más:

 

  • El desarrollo de aplicaciones web son sencillas para los usuarios. Y es que todos las utilizamos cada día: manejar el correo de gmail o de Outlook.com, acceder a las cuentas del banco, cualquier red social como Facebook o Twitter, las tiendas de internet.
  • Las aplicaciones web son sencillas y baratas a la hora de contratar un equipo para el desarrollo de aplicaciones. Con este tipo de aplicaciones una empresa puede ahorrarse muchos costes de su departamento de informática ya que no hace falta instalar nada en los ordenadores de los usuarios, solamente deben tener un navegador web como Chrome, Internet Explorer, Firefox, y conexión a internet. Para el desarrollo hay infinidad de recursos muy baratos e incluso gratuitos que hacen que sea mucho más barato.
  • Las aplicaciones web son sencillas y baratas de actualizar. El coste de mantenimiento de los programas de escritorio es elevado, hay que ir a los puestos a actualizar y casi siempre implican planificaciones costosas. En el caso de aplicaciones web basta con actualizar la aplicación en el servidor e inmediatamente todo el mundo trabaja con la nueva versión.
  • Las necesidades de los ordenadores de los usuarios son menores. Da lo mismo que sea un Mac, un Linux o cualquier versión de Windows en un ordenador que no sea el último modelo, es suficiente para utilizarlas.
  • Las aplicaciones web facilitan la centralización de datos. Cuando necesitas acceder a los datos desde distintos lugares, bien empresas que tienen varias sedes o bien particulares accediendo desde distintos sitios, este tipo de aplicaciones hacen que no sea necesario sincronizar o copiar datos de un lugar a otro, sencillamente la aplicación accede siempre a los mismos datos.

 

ABC en desarrollo: website, sistema web y aplicación desktop

 

Si bien los términos sitio web y sistema web suenan parecido y muchas personas lo usan sin distinción alguna, lo cierto es que no implican ni cumplen las mismas funciones, sino que se trata de plataformas con propósitos específicos que responden a necesidades muy diferentes. Empecemos por diferenciar a ambos conceptos: en pocas palabras, un sitio web es un conjunto de páginas estáticas que entregan información, mientras que una aplicación web es una plataforma principalmente interactiva que se centra en que los usuarios realicen ciertas acciones.

 

El objetivo principal de un sitio web es entregar información relevante; razón por la cual, consumir contenidos mediante páginas interconectadas es la tarea más importante que hacen los usuarios en este tipo de plataformas, así como también el contacto o conversión posterior dada la propuesta extraordinaria que acerca la marca.

 

Por el contrario, el objetivo principal de una aplicación web es que el usuario realice una tarea. Para ello, se usan los lenguajes CSS, HTML, JavaScript y hasta incluso algún software gratuito de fuente abierta como Symfony, Django o Meteor, IDE´s o entornos de desarrollo de aplicaciones que permiten para robustecer una plataforma interactiva centrada en que los usuarios efectúen diversas acciones.

 

Creados e instalados no sobre una plataforma o sistema operativo sino alojados en un servidor de internet e incluso en una intranet (red local), estos sistemas web pueden parecerse por su aspecto a los sitios online frecuentados diariamente, pero lo cierto es que tienen funcionalidades potentes para brindar respuestas específicas a las necesidades de los usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies